Aigostar-sandwichera-Robin-300GQ

Si no tienes el talento para cocinar, ni el tiempo para intentarlo, lo más probable es que todos los días escojas los mismos platos u optes por la comida precocinada en algún establecimiento.

No obstante, las sandwicheras son una alternativa que te permitirá elaborar alimentos mucho más sanos y en pocos minutos.

La sandwichera Robin 300 GQ de la marca Aigostar es un modelo sencillo 3 en 1 que te ayudará a cocinar gran variedad de platos. Así que, si quieres conocer más de este modelo, te invito a leer el artículo hasta el final.

Características de la Sandwichera Robin de Aigostar

La sandwichera Robin tiene una potencia de 750 W que la calentará en tan solo 4 minutos.

También cuenta con un termostato térmico integrado y una función de cocción uniforme entre sus placas para garantizar que los alimentos se cocinen de forma adecuada.

Esta característica te resultará muy útil si no cuentas con mucho tiempo para cocinar. Ya que no debes estar dándole vueltas a la comida para una cocción uniforme, sino tan solo colocarla dentro de la sandwichera y esperar un par de minutos.

Además, la sandwichera tiene 3 placas intercambiables, las cuales puedes utilizar para: preparar sándwiches, gofres o alimentos al grill (como pollo, carne, pescado, verduras, etc.).

Cada una de estas tres placas tiene una cobertura antiadherente que te facilitarán mucho la cocción y limpieza de la sandwichera. Ya que no se quedan pegados trozos de comida en las placas.

Para mí, lo mejor de este modelo es su tamaño compacto (24,5×21,6×9,2 cm) y fácil de almacenar. Puesto que no ocupa mucho espacio y puedo guardarlo sin problemas en cualquier lugar de mi cocina.

Otra característica importante de este modelo es su asa de toque frío. Esta característica te permitirá abrir y cerrar la sandwichera de forma segura, sin riesgo a quemarte por accidente.


Lo bueno y lo malo de la Sandwichera Robin de Aigostar

Todo producto del mercado tiene pros y contras con su uso. Para mí, las ventajas que la sandwichera Robin de Aigostar ofrece, son las siguientes:

  • Puedes limpiar la sandwichera sin mucho esfuerzo, debido a sus placas intercambiables, las cuales puedes lavar en el lavavajillas.
  • Tus alimentos se cocinarán de forma uniforme.
  • Su tamaño es compacto y su peso ligero (2,41 kg) para que puedas almacenarla sin problemas.
  • Tiene un asa de toque frío para evitar que tengas accidentes por quemaduras.
  • Tiene una luz roja y verde que te indican que la sandwichera está encendida y cuando ha alcanzado su temperatura máxima para que comiences a cocinar.

Ahora bien, entre las desventajas se encuentran:

  • A pesar del asa de toque frío, el resto de la sandwichera suele calentarse bastante. Por lo que, si tienes niños en casa debes tener cuidado que estos no toquen el aparato mientras esté encendido.
  • No tiene un interruptor de encendido y apagado, debes conectarlo o desconectarlo de la corriente para su uso.
  • Las rebanadas grandes de pan no caben de forma adecuada dentro de la sandwichera, quedan varios trozos de pan por fuera que no se cocinarán.

Opiniones de la Sandwichera Robin

En Amazon España, la sandwichera Robin 300GQ de la marca Aigostar tiene una clasificación de 3,9 estrellas de 5. Las opiniones de los usuarios son:

El tamaño es perfecto y es muy rápida. Precalienta rápido y las luces se apagan o encienden para indicar final y dorado. Tiene instrucciones en castellano, aunque sea evidente su uso, habla de que al primer uso hay que limpiarlo con aceite para quitar posibles restos de origen.

La familia, 5 estrellas.

Es una sandwichera sencilla de dos unidades pero que da suficiente para calentar los sándwiches. Es muy fácil de usar y calienta los sándwiches en muy poco tiempo.

Andrea, 5 estrellas.

¿Es buena compra?

Si quieres un modelo sencillo y con un bajo precio que te permita preparar diferentes recetas (desde sándwiches, hasta gofres o alimentos al grill) en pocos minutos, entonces la sandwichera Robin 300GQ de Aigostar es una excelente opción.

También debes tener presente que el uso de este modelo por parte de los niños requiere vigilancia de un adulto. Ya que en caso de no haber una correcta supervisión, pueden ocurrir accidentes.