El pan se ha convertido en una parte importante de nuestras comidas. Y esto no solo es a nivel nacional sino también alrededor del mundo.

No importan sus presentaciones (pan de maíz, blanco, baguettes, etc), el hecho es que se encuentra presente de manera regular en nuestra alimentación.

Tal vez pensarás que por tratarse de harinas el pan no es saludable ¿cierto? Pues nada más lejos de la realidad. El consumo de pan puede aportar beneficios que ni te imaginas a tu organismo.

El pan es fuente de hidratos de carbono, fibra y vitamina B, los primeros necesarios ya que son el combustible del cuerpo, los que portan la energía necesaria para nuestro funcionamiento diario.

Las recetas más antiguas preparan el pan a base de harina de trigo, levadura, agua y sal pero en la actualidad hay variedad de recetas e ingredientes que te harán difícil la tarea de elegir que pan comprar o hacer.

Si te interesa la preparación de pan o aprender recetas nuevas y originales además de las clásicas, te recomiendo este libro: Las 200 recetas de pan. Te dará ideas y te adentrarás en el mundo de la fabricación del pan con todo detalle.

200 recetas de pan

Entre los tipos de pan más conocidos destacan:

Pan blanco

pan blanco

Es el pan clásico por excelencia. Está presente en diversas presentaciones como barra, baguettes, etc.

No te pierdas la comparativa especial de las mejores tostadoras de ranura ancha
  • Es rico en hidratos de carbono por lo que calma el hambre y se recomienda a los deportistas.
  • También es fuente de proteínas, vitaminas b6, b2, zinc entre otros.

Pan de maíz

harina de maiz

Se prepara con harina de maíz en lugar de trigo por lo que es genial para personas intolerantes al gluten. Es fuente de fibra y calcio, ideal para fortalecer las uñas y el cabello.

Integral

pan integral

Está hecho con harina integral por lo que el contenido en fibras es bastante elevado. También contiene vitaminas del grupo B ayudando al tratamiento de afecciones como el estreñimiento, colesterol elevado, disminución de niveles de azúcar en la sangre, entre otros beneficios.

De Centeno

pan de centeno

Es muy recomendado a las personas hipertensas ya que contribuye a la circulación sanguínea. El centeno posee más fibras y menos proteínas. Igualmente posee niveles más bajos de gluten. Es un pan de color más oscuro que el integral.

De Avena

pan de avena

Este pan es rico en vitaminas del grupo B así como en minerales. Es diurético y mejora el tránsito intestinal así mismo reduce el nivel de azúcar en la sangre.

Con pasas

pan con pasas

Es un pan con un toque dulce gracias a las pasas añadidas, haciéndolo rico en azúcares. Está recomendado para prevenir la formación de enfermedades visuales.

Con nueces

pan con nueces

Este fruto seco es un antioxidante natural por lo que le aporta al pan nutrientes geniales para combatir la fatiga mental.

Si realmente quieres aprender y buscar ideas, iniciarte con recetas de pan, te vuelvo a recomendar el libro de Las 200 recetas de pan. No te arrepentirás.

200 recetas de pan

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies